Museos de arte

El museo de Louvre: un lugar que hay que ver

Este grandioso y espectacular museo es el de mayor importancia en Francia y, en definitiva, uno de los que ve desfilar mayor cantidad de visitantes a nivel mundial. Se estima que recibe, en la actualidad, más de ocho millones de personas al año.

Se abrió al público general en el año 1793 y comenzó por ser donde se conservaban las colecciones de las familias monárquicas de Francia y, posteriormente, algunas de las más preciadas posesiones de Napoleón Bonaparte.

La edificación es, por sí misma, un gran tesoro

El palacio homónimo es el lugar que acoge este museo. Inicialmente era una fortaleza, y ha sido modificada a lo largo de los años en numerosas oportunidades. Fue el palacio residencial de algunos reyes como Felipe II y Carlos V, antes de ser destinado a esta finalidad, y en él conservaban sus colecciones de arte.

Con posterioridad, el palacio de Versalles fue designado la residencia real, por lo que este edificio fue transformado en sus más 160.000 metros cuadrados, en el imponente museo que disfrutamos hoy en día.

Un toque moderno contrasta con la antigua majestuosidad de la edificación, cuando se construyó frente a ella en año 1989, una grandiosa pirámide de cristal, que actualmente se utiliza como entrada a las instalaciones del museo.

Las obras que expone el Louvre

Este mueso cuenta con una impresionante colección de alrededor de trescientas mil obras cuya creación es anterior al año 1948. De ellas, se exhiben únicamente, un aproximado de treinta y cinco mil.

En el museo, las obras se encuentran clasificadas y expuestas por áreas temáticas como: arte del Islam, objetos de arte, artes gráficas, historia del Louvre, el Louvre medieval y las antigüedades egipcias, griegas, romanas, orientales y etruscas.

Son muchas las pinturas que se pueden apreciar en este lugar, entre las más famosas se encuentran:

• De Delacroix: La Libertad Guiando al Pueblo.

• De Veronés: Las Bodas de Caná.

• De Leonardo da Vinci: La Gioconda.

Para los amantes de las esculturas, también se exhiben muchas de las más afamadas:

• Correspondiente al período Helenístico de la Antigua Grecia está La Victoria Alada de Samotracia.

• Del antiguo Egipto se encuentra El Escriba Sentado.

• De la Antigua Grecia está La Venus de Milo.

Un museo para ver de punta a punta

Este lugar es realmente extenso. Si deseas conocerlo de forma detallada y en su totalidad, podrías requerir de varios días para lograrlo. Para hacer una visita rasante, en la que veas solo lo básico y algunas obras de las más conocidas, necesitarías dedicar al menos medio día.

Si en realidad de eres un amante del arte o del Louvre, específicamente, el museo ha puesto al alcance de sus visitantes una audioguía detallada para conocer a profundidad todas las obras exhibidas en el lugar. Para adquirirla, basta con descargarla al móvil o a un Nintendo 3DS.

Si no lo eres, este lugar puede parecerte un tanto tedioso, ya que tiene unas dimensiones sumamente grandes, suele haber muchos visitantes en sus instalaciones y en ocasiones, el calor es considerable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ashe