Museos de arte

Visitar el Museo Metropolitano de nueva York

Nueva York es una de las ciudades más icónicas a nivel mundial. Sus atractivos son innumerables y uno de ellos lo es, sin duda alguna, el museo Metropolitano de Nueva York.

Es uno de los más célebres y en él se pueden apreciar obras y curiosidades de diversos tipos, no solo obras artísticas. Se inauguró durante el mes de febrero del año 1872 y está ubicado en el Upper East Side de Manhattan.

Recibe alrededor de 7 millones de visitas al día, lo que lo convierte en el más visitado de Estados Unidos. Cuenta con tres plantas que suman una extensión de 190.000 metros cuadrados de pura historia, arte y cultura.

¿Qué tiene para mostrar?

Se estima que este museo tiene a su resguardo cerca de dos millones de artículos provenientes de diversas partes del mundo. Destacan de manera particular las relacionadas con el arte occidental que representan grandes hechos de la historia de Norteamérica.

También piezas provenientes de la antigua civilización egipcia, de la cultura africana, medio oriental, asiática y de Oceanía que hacen posible pasearse por la historia mundial en un solo lugar.

Cerca de cinco mil años de historia son abarcados en una sola visita a este museo, que, en definitiva, nadie debe dejar de conocer.

Algunas de las obras que el público puede apreciar en las instalaciones del museo Metropolitano de Nueva York destacan las siguientes:

• Obras de Goya, El Greco y Rembrandt.

• Arte europeo de autores como Veermer. Van Gogh, Monet, Velázquez y Cezanne.

• El Templo de Dembur.

• La tumba de Perneb.

• La escultura de Hércules.

• Manuscritos del Corán.

De manera adicional, este museo en todo momento pone a disposición de sus visitantes exhibiciones itinerantes de sumo interés.

Un rincón con un encanto especial

Al visitar este museo, no puedes dejar de subir a su azotea. En ella se encuentra un mirador que te ofrece una de las mejores vistas del Central Park. Un ambiente hermoso, decorado con esculturas, en el que se puede descansar y tomar algo antes de dejar el recinto o apenas se entra en él.

Un lugar que no se puede dejar de ver, pero que solo está disponible en las épocas más cálidas del año, así que ten esto en cuenta a la hora de programar tu visita.

Es recomendable que adquieras tus entradas con suficiente antelación para evitar perder tiempo valioso en las largas colas de la taquilla. Es mejor aún, si puedes obtenerlas como parte de un paquete turístico, porque también ahorrarás dinero de esta forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ashe